La agricultura familiar aún sigue siendo rentable

La rentabilidad en la mayoría de los casos puede provenir del tipo de asesoría y apoyo que puedas alcanzar, por ejemplo como el brindado desde la CaixaBank por juan Antonio Alcaraz. Pero en el caso del sector agrícola y el estado, se conoce que ha sido el Gobierno quien ha destinado una fuerte inversión por medio de un gran presupuesto con el fin de promover el desarrollo de la misma, orientada hacia un mercado interno. 

De acuerdo a declaraciones de los especialistas en el área agrícola, estos señalan que el impulso que se le debe dar a estos cultivos no se debe enfocar solo desde el carácter social, pues de esta manera no serían rentables ni sostenibles en el tiempo. Entre acciones y programas el ministerio de Agricultura se ha enfocado en destinar cuantiosas sumas para lograr la promoción del desarrollo de la agricultura familiar en el país, con la finalidad de cumplir un  importante rol en la provisión de alimentos.

Se debe tomar en consideración que el sector agrícola familiar no solo se refiere al cultivo de las tierras, sino que abarca sectores como la producción pecuaria, forestal, pesquera y acuícola que, aunque resultan bastante heterogéneos entre países, no lo son de esta manera en el interior de cada país, y que además cuentan con las siguientes características: 

  • Cuentan con un acceso bastante  limitado a recursos de tierra y capital,
  • Hacen el uso preponderante de la fuerza de trabajo familiar, donde es el jefe de la familia quien participa de forma directa en el proceso productivo; es decir, aún cuando exista alguna división del trabajo, el jefe de familia no asume funciones exclusivas de gerente, sino que cuenta como un trabajador más del núcleo familiar,
  • Dicha actividad bien sea agropecuaria, silvícola, pesquera, o acuícola suelen ser la principal fuente de ingresos del núcleo familiar, pero también puede ser complementada con otras actividades que no necesariamente son agrícolas y que pueden llevarse a cabo dentro o fuera de la unidad familiar, es decir, algunos servicios que tienen relación con el turismo rural, algunos beneficios ambientales, determinada producción artesanal, diversas pequeñas agroindustrias, quizás empleos ocasionales, entre otros. 

En muchos países, los gobiernos se encargan de trabajar para que la agricultura familiar no solo se convierta en un espacio de subsistencia para las familias campesinas que se encuentran en situación de pobreza, sino que además buscan que se convierta en un espacio para que reine la seguridad alimentaria y brinde más oportunidades para alcanzar un desarrollo rural inclusivo ya que al menos un 80% de los alimentos son abastecidos por los pequeños productores, lo cual representan al menos un 56% de la producción alimentaria para determinados sectores del país. 

Pero también es conocido que dicho sector cuenta con un gran potencial para la exportación, aunque también es cierto que no se puede simplemente replicar cultivos, estrategias o planes que solo han funcionado de excelente manera en regiones sumamente distintas. De esta forma, lo importante es trabajar de forma decidida hacia un proceso intensivo con el que logre la diversificación de la oferta exportable agraria, pero además sustituyendo hectáreas destinadas a cultivos de consumo interno por la producción de cultivos que realmente cuenten con una vocación exportadora, a fin de aprovechar la actual y futura demanda de productos en los mercados internacionales.